Aloe vera
Cuidados,  Jardín,  Modo de vida

ALOE VERA

La Aloe vera es una de las plantas medicinales más completas y usadas. Es una planta delicada y carnosa, puedes cultivarla en maceta, como planta de interior, en un cálido y soleado balcón o invernadero en invierno. Se trata de un utilísimo remedio de primeros auxilios para quemaduras, cortes y abrasiones de la piel.

[columns] [span6]

 

Se corta una hoja horizontalmente y se aplica el gel que destila directamente sobre la herida. El gel de Aloe ha demostrado ser capaz de acelerar la cicatrización y de estimular la regeneración celular en quemaduras, heridas leves, psoriasis y dermatitis. Beneficia a la regeneración de la piel tras las quemaduras solares y para tratamientos de belleza.

El gel transparente que brota de las hojas interiores es diferente del jugo amarillento que brota del borde exterior de las hojas. Importante no debe tomarse por vía oral.

[/span6][span6]

Aloe corte horizontal

[/span6][/columns]


[columns] [span6]

Los cuidados del Aloe vera

-Plantar en una maceta y mantener en un invernadero soleado o la cornisa de una ventana

-Abonar y sacarla al exterior durante el verano

-Regar con moderación durante el invierno

-Cortar las hojas siempre que lo necesitemos y aplicar el gel 2-4 veces al día

[/span6][span6]

Aloe vera

[/span6][/columns]


Quemaduras de sol

Esta crema, elaborada con las carnosas hojas del Aloe vera, es excelente para calmar y acelerar la curación de las quemaduras provocadas por el sol y las heridas.


Crema de zanahoria y aloe

 

[columns] [span6]

Ingredientes

2 zanahorias

1 pepino

Media taza de aceite de sésamo

1 cucharadita de cera de abejas

2 cucharadita de cera emulsionante

Media taza de gel de Aloe vera

1 cucharadita de vitamina C en polvo (es un potente antioxidante que funciona como conservante natural) se emplea con frecuencia en la elaboración de cremas para la piel.

[/span6][span6]

  1. Ralla finamente la zanahoria y el pepino y colócalos en una cacerola grande junto con el aceite de sésamo. Calienta la mezcla a fuego muy suave durante 20-30 minutos. Cuela y vuelve a colocar el líquido en la cacerola.
  2. Añade la cera de abejas y la cera emulsionante en la cacerola, y remueve mientras se derriten. Sigue removiendo mientras añades el Aloe vera y la vitamina C en polvo, hasta que la mezcla adquiera una consistencia cremosa y suave.
  3. Vierte el preparado en el interior de un frasco de boca ancha y déjalo enfriar. La crema espesará conforme se enfríe.

Uso Aplicar la crema sobre cualquier zona sensible o quemada por el sol, 2-3 veces al día.

Conservación Hasta 2 meses en la nevera

[/span6][/columns]

 

El efecto refrescante del gel de Aloe vera alivia cualquier sensación de calor, picor o dolor además su gel acelera la curación de heridas.

 

Os animo a que probéis este sencillo remedio casero, que podéis hacer vosotros mismos/as y opines sobre él.
Comenta y comparte tu experiencia, 
ANIMATE!!!

[columns] [span4]

Kalanchoe planta muy generosa

[/span4][span4]

Plantas con energia

[/span4][span4]

[/span4][/columns]

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies