Cuidados,  Jardín

JACINTO

El Jacinto es una de las bulbosas apreciadas tanto por su floración como por su aroma.
Puede cultivarse en interiores como exteriores y lo mas usual es  plantar en maceta o jardineras. Es sabido que el perfume y el color de las plantas pueden proporcionar alegría y serenidad a las personas. El Jacinto no es ajeno en absoluto a este efecto, resulta por lo tanto una planta ideal para colocar en nuestro hogar.

El Jacinto ofrece un perfume exquisito y existe gran variedad de colores: “Encontramos en azul, púrpura, rojo, rosa, amarillo, naranja y blanco.”

jacintos blancos Atelier floral bcn
Atelier floral bcn Jacinto rosa
Atelier floral bcn, jacintos

Es una planta típica holandesa y aunque sus orígenes la sitúan en Siria e Irak.

“Y se ha adaptado perfectamente a nuestro clima Mediterráneo.”

Atelier floral bcn, jacintos lilas

Jacinto en agua o jacinteros

En floristería hay bulbos de Jacinto listos para florecer con un jarrón especial de vidrio.

Solo requieren agua para florecer y envolver nuestro hogar con su aroma.

Colocar cada bulbo con agua y la punta hacia arriba en un jarrón para bulbos llamados jacinteros.

“Pero cuidando que el bulbo no quede sumergido.”

El bulbo del jacinto nunca debe de entrar en contacto con el agua, de lo contraria se pudrirá.
Mantener un espacio de 1 a 2 mm entre el bulbo y la superficie del agua.
Saldrán las raíces, atraídas por la proximidad del agua.

Kit jacintero
kit jacintero
Jacinto Atelier floral bcn
Jacinto Atelier floral bcn

Jacinto en tierra (maceta)

Es una planta muy llamativa capaz de alcanzar 25 cm de altura, formada por una gruesa y densa espiga llena de flores.

Debemos comprar los bulbos y plantarlos en otoño para que florezcan a principios de la primavera.

Es importante que la maceta esté bien drenada ya que un exceso de agua puede pudrir las raíces. “No hay que dejar nunca agua en el plato”.

El riego debe de ser frecuente pero con poca agua, la tierra no debe quedar nunca seca y no hay necesidad de añadir fertilizantes.

Colocaremos los bulbos de tal manera que se toquen entre sí para obtener un efecto compacto.
Cubriremos con tierra dejando salir las puntas. Espolvoreamos un poco de sustrato y colocaremos la maceta en un lugar fresco con no mucha luz y un poco húmedo.

Cuando se desarrollen las hojas y aparezcan los botones florales, la colocaremos en un lugar luminoso y ligeramente más fresco.
Pasados unos días podemos ponerlos en el interior para poder disfrutar de la floración.

Los jacintos se verán mucho mas bonitos si se crean puntos coloreados.

Mediante la agrupación de los bulbos por color y colocándolos separados entre ellos de unos 10 a 15 cm.

Para conservar los bulbos para la siguiente floración lo más recomendable es cortar el tallo principal.
Una vez las flores y las hojas se han secado.
Sacar el bulbo de la tierra, limpiarlo con un paño y dejar que se seque.

Se puede envolver en papel y guardar en una caja, en un lugar fresco y oscuro.
Colocando el nacimiento del tallo hacia arriba, hasta su próxima replantación.

El Jacinto hará su aparición creando de repente una sensación de primavera. Sus alegres colores, sus flores y su fresco perfume consigue que dentro de nuestro hogar se viva una experiencia maravillosa.

Probarlo para sentiros bien cuando llegue el invierno!!! y probar con otros consejos anteriores… seguir el enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies